Funcionarios estadounidenses declararon que alrededor de casi 2 mil niños fueron separados de los adultos en la frontera entre mediados de abril y finales de mayo.

CIUDAD DE Mí‰XICO.- Este lunes, la Organización de las Naciones Unidas llamó a Estados Unidos a detener su ‘inadmisible’ polí­tica de separar por la fuerza a niños de padres inmigrantes que ingresan de manera irregular al paí­s a través de México.

El viernes pasado, funcionarios estadounidenses declararon que alrededor de casi 2 mil niños fueron separados de los adultos en la frontera entre mediados de abril y finales de mayo.

Cabe mencionar que desde entonces y hasta la fecha, la administración del presidente Donald Trump implementa polí­ticas fronterizas más estrictas.

Autoridades del gobierno dijeron que la táctica es necesaria para asegurar la frontera y sugirieron que la medida servirá para disminuir la inmigración ilegal.

Pero el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’™ad al Hu-ssein, dijo que estas polí­ticas “castigan a los niños por las acciones de sus padres”.

“La idea de que cualquier estado busque disuadir a los padres infligiendo ese tipo de abuso sobre los niños es inadmisible. Llamó a Estados Unidos a poner fin inmediatamente a la práctica de separación forzada de estos niños”, dijo Zeid en su discurso final al Consejo de Derechos Humanos de la ONU antes de que termine su perí­odo en el cargo.

Jason Mack, quien lidera la delegación estadounidense en Ginebra, no hizo referencia a temas migratorios en su subsiguiente discurso, en el que defendió los derechos LGBT y denunció la violencia y discriminación contra los homosexuales y las personas transgénero.

La agencia de noticias Reuters citó a varios activistas y diplomáticos el pasado jueves, diciendo que las conversaciones con Estados Unidos sobre cómo reformar el principal organismo de derechos humanos de la ONU no habí­an cumplido con las demandas del paí­s norteamericano, especialmente sobre el trato de Israel, y sugirieron que el gobierno de Trump podrí­a abandonar el foro.

Zeid también instó al organismo de 47 miembros a establecer comisiones internacionales sobre las presuntas violaciones a los derechos humanos en Venezuela y Nicaragua.

Fuente: Hiptex